En pocos días se celebra el Día de la Madre. Una fecha que, aunque en los últimos años se haya convertido en uno de los días de mayor consumo del año, lo cierto es que no deja de ser una magnífica oportunidad para demostrar a nuestras madres lo mucho que las queremos y les agradecemos todo lo que han hecho por nosotros desde que eramos niños. Eso que no hacemos tan a menudo como ellas merecen.

Estos sentimientos pueden expresarse con sonrisas, besos, abrazos y palabras, pero también con un bonito detalle. En este sentido, uno de los regalos más populares y que nunca fallan son las flores y plantas a domicilio. Un regalo decorativo que, además de transmitir mucho, es como regalar un trocito de naturaleza. Ideal sobre todo para aquellas madres amantes de la jardinería.

Y, como siempre, desde Floristería Pétalos, queremos ayudarte a acertar con tu obsequio, por lo que hoy te traemos una lista de 8 plantas perfectas para regalar en el Día de la Madre.

plantas para el Día de la Madre

1. Orquídea

Las orquídeas son siempre un acierto como regalo para el Día de la Madre. Una planta de gran belelza, elegante y que llama la atención por la forma de sus pétalos. Eso sí, si tu madre no suele estar muy pendiente de las plantas, no es la mejor opción, ya que es bastante delicada y exigente en sus cuidados. Adora la luz y necesita ser regada con frecuencia. De hecho, sus hojas tienen que ser pulverizadas a diario.

2. Alegría de la casa

¿No te parece un regalo precioso obsequiar a tu madre con una planta con un nombre tan llamativo? Se debe a que florece constantemente, a lo largo de todo el año, alegrando cualquier estancia con sus hermosas flores de distintos colores que van desde el blanco hasta el rojo, resaltando sobre el verde claro de sus hojas. Además, presenta la ventaja de que es muy fácil de cuidar, lo único que necesita es mucha agua y mucha luz.

3. Clivia

Preciosa, resistente y resplandeciente, con una preciosa floración anual y muy fácil de cuidar. Solamente necesita riegos moderados y espaciados, y luz suficiente para crecer fuerte y sana. Sus peculiares flores de tonos rojos y anaranjados nos deleitan con su belleza al llegar la primavera. Y sus hojas anchas de color verde oscuro le añaden un plus decorativo. Un verdadero regalo para la vista, capaz de alegrar cualquier rincón de la casa.

4. Geranio

Existen muchas especies de geranios, cada una de ellas con sus características, cuidados y preferencias, pero todos tienen en común su impresionante belleza. Plantas muy versátiles que no requieren de muchos cuidados. Lo único importante es que las coloquemos en un sitio donde reciban al menos 6 horas de luz al día. Y, en cuanto al riego, solamente debemos humedecer la tierra cuando se esté secando.

Además, podemos encontrarlos en una amplia variedad de colores, como el blanco, el rosa, el morado o el azul, que son los más habituales.

5. Aloe Vera

Sin duda, una de las plantas más populares de los últimos tiempos. Perteneciente a la familia de las suculentas, el aloe vera es mucho más que una planta resistente, hermosa y decorativa. Es también fuente de salud natural, contando con infinidad de aplicaciones muy beneficiosas, como curar heridas, hidratar la boca, los ojos y la garganta o tratar problemas de piel.

Una de sus mayores ventajas es que no requiere de muchos cuidados y crece con facilidad, lo que la hace ideal para interiores. Lo que sí necesita es mucha luz, incluso directamente del sol.

6. Crotón

El crotón es una planta de interior que podemos encontrar en una amplia variedad de colores y formas, siempre llenas de vida. Nunca encontrarás una igual a otra. Eso sí, debes saber que es una planta que requiere de bastantes cuidados: humedad ambiental, temperatura cálida constante, mucha luz y riegos frecuentes.

7. Plantas aromáticas

Las plantas aromáticas, además de decorar, lo llenan todo con su agradable aroma y pueden ser usadas para numerosas elaboraciones culinarias. Por ejemplo, puedes combinar varias de ellas en una cesta, como orégano, perejil, tomillo, romero o albahaca y regalar a tu madre una preciosa composición con la que decorar la terraza, el salón o la cocina. Un obsequio natural, sencillo y práctico. Perfecto para esas madres cocinillas.

8. Gardenia

La gardenia es una planta preciosa que transmite un bellísimo mensaje de amor sincero y cuidado permanente, como una madre. Además, representa la sutileza, la feminidad y el mérito artístico. Sus flores blancas, muy similares a las de las rosas, desprenden una fragancia muy agradable, lo que la convierte en un magnífico regalo.

En cuando a sus cuidados, debes saber que requiere de riesgos abundantes, mucha luz y abono cada dos semanas en las estaciones cálidas. Además, es importante protegerla de las heladas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation