Falta menos de un mes para la Nochebuena y seguro que ya estás pensando en decorar la casa, en el menú que vas a preparar y en cómo vas a adornar la mesa. Si te preocupa ser un buen anfitrión, hoy en Floristería Pétalos te traemos algunos consejos muy útiles para triunfar esta Navidad y que todos tus invitados disfruten de una maravillosa velada que recuerden durante mucho tiempo.

Si eres de los que les gusta tener controlados todos los detalles y te pones nervioso cuando hay cosas que quedan al azar, pon en práctica los consejos que te damos a continuación.

anfitrión

Un buen anfitrión siempre está pendiente de sus invitados

Si hay invitados que vienen a cenar que no se conocen entre ellos, es importante que antes de nada los presentes y que proporciones un pequeño detalle introductorio que pueda darles pie a iniciar una conversación. Además, antes de poner los platos a la mesa, deberías preguntar por posibles alergias alimentarias para evitar que la celebración que con tanto mimo habíás organizado termine siendo un desastre.

¿Qué hacer si los invitados traen vino o flores?

Si alguno de los comensales trae vino, es importante que lo abras durante la cena y, de esta forma, dar las gracias por el detalle. En el caso de que traigan un ramo de flores, debes ponerlas al menos en la misma estancia. Incluso aunque no peguen nada con la decoración, ya que sería un gesto muy feo esconderlas.

Estar presente en todo momento

El anfitrión no puede estar preparando las cosas en la cocina cuando lleguen los invitados, sino que todo debe estar ya terminado. De esta forma, no solamente podrá atender a los invitados, sino que además no tendrá que estar levantándose constantemente para dar los últimos toques. Solamente después del postre, cuando todos hayan terminado, pueden levantarse los demás. Si cuentas con un salón, lo mejor es pasar a esta zona de la casa para tomar el café y las copas sin que los invitados tengan que pasar más tiempo en la mesa. La idea es que estén más cómodos.

Las flores

Si tienes pensado colocar algún centro de mesa o adornos florales en la mesa en la que vais a comer, recuerda evitar las flores con demasiado aroma, ya que podrían interferir en el sabor de los alimentos. Una opción ideal son las hortensias secas pintadas en dorado, aunque lo cierto es que existen muchas alternativas. Lo que debes evitar a toda costa son las flores de plástico.

Decoración de la mesa de Navidad

Además de arreglos florales, existen otros muchos elementos que pueden crear una decoración muy bonita para la mesa. Los mejores colores son el rojo, el verde, el blanco y el dorado, ya que son los más típicos de esta época y los que consiguen crear mayor ambiente navideño. En cualquier caso, recuerda siempre que menos es más y que la idea es darle un toqueb bonito, no acabar disfrazando la mesa ni siendo un obstáculo para que los invitados puedan verse o hablar cómodamente.

Entrantes

Es raro que todos los invitados lleguen a la vez a la comida, por lo que es aconsejable preparar algunos aperitivos para que los que vayan llegando vayan abriendo boca y no estén aburridos sin hacer nada. Eso sí, recuerda no servir demasiada comida en los aperitivos. De lo contrario, puede que cuando llegue el momento de sentarse a la mesa, no tengan hambre y toda la comida que has preparado se quede en el plato.

Planifica con antelación los asientos

Aunque parezca algo que pueda dejarse al azar, lo cierto es que lo ideal es planificar antes el sitio donde va a sentarse cada persona, sobre todo si quieres tener en cuenta las normas de la presidencia de la mesa. Además, es recomendable que cuentes con un sitio para que puedan dejar los abrigos.

La vajilla

Aunque lo más elegante es no mezclar platos y vasos de distintas vajillas y elegir solamente una, si no cuentas con platos suficientes para todos los comensales está permitido hacerlo. Eso sí, es importante que al menos guarden cierta coherencia para que el resultado no quede extravagante.

No presionar a los comensales

Puede que hayas preparado comida para un ejército por miedo a que tus invitados pasen hambre. Es algo bastante habitual en Navidad. Sin embargo, esto no quiere decir que tus invitados tengan que traer tanta hambre. No les presiones y deja que cada uno coma lo que considere y que lo haga a su ritmo. A fin de cuentas, las comidas y cenas de Navidad se inventaron para disfrutar.

Evita preparar comidas que dejan muchos restos

A la hora de planificar el menú, es mejor que evites comidas que dejen muchos restos en los platos, como el pescado con muchas espinas o los huesos de ave. Recuerda que la estética importa hasta el final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation