Category Archives: Navidad

bambu-de-la-suerte-en-arreglo-feng-shui-10-varas-de-bambu-D_NQ_NP_645590-MPE30289554737_052019-QEl bambú que encontramos en las tiendas se llama bambú de la suerte o Lucky bamboo. Realmente no tiene nada que ver con el bambú pero recibe este nombre por la forma del tallo y sus nudos, además algunos de ellos en la parte superior tienen el tallo en forma de espiral que se llama “el sacacorchos”.

Su nombre científico es Dracaena Sanderiana.

Se cree que procede de África, pero su cultivo está más extendido en Oriente. En Asia se lo llama Fu Gui Zhu, fue y sigue siendo por muchos años el símbolo chino de la fuerza. Es símbolo de una vida fuerte y con abundante prosperidad. Lo admiran muchísimo por sus cualidades como la de crecer muy rápido y tener una increíble resistencia. Es una tradición para muchas personas dar este tipo de planta en inauguraciones, cumpleaños, aniversarios, premios y logros. Dar esta planta como regalo aumenta la buena suerte de la persona a la que se lo regalas. Incluso en China se regala en Año Nuevo, para atraer la buena suerte, y cuando se compra una casa o se inaugura un negocio.

Es la planta más conocida por las curas del Feng Shui. El número de tallos lo comparan con los hechos importantes de la vida. Estos podrán garantizar un matrimonio feliz, el éxito en sus estudios…

Los practicantes y expertos del feng shui tienen claro que el significado o el poder que tiene el bambú de la suerte depende del número de tallos que posea. No es cuantos bambús tengas en tu casa, sino del conjunto de un mismo arreglo, particularmente cuando lo das como regalo. Después de analizar el significado según sus tallos te traemos un breve resumen de las interpretaciones que tiene estos números de tallos:

Un tallo representa la buena suerte

Dos tallos: Se representan al hombre y la mujer con dos tallos. A menudo se envían como una expresión de amor, por lo que se lo considera «el bambú del amor».

Tres tallos: Esta es la mejor combinación para tu hogar. Representa los tres pilares básicos; Felicidad, Longevidad y Larga Vida. También se representan como el presente, pasado y futuro.

Cuatro tallos: No se recomienda por ninguna razón tener cuatro tallos en tu casa, en todas las formas del feng shui se lo ve como un número negativo al ser una palabra muy parecida a «muerte» en Chino. Trae energía negativa, energía Sha.

Cinco tallos: Representa la fortuna, los cinco tallos de bambú refuerzan todas las 5 áreas que pueden influir en tu vida a nivel de la riqueza.

Seis tallos: Seis en chino suena como la palabra «suerte». Estos seis tallos de bambú atraen la prosperidad, buena suerte y las oportunidades para lograr mayor éxito.

Siete tallos: Siempre se lo representó como un número de la buena suerte, por eso es tan conocido en los casinos. También atrae la buena salud.

Ocho tallos: El idioma chino juega un papel muy importante sobre la ley de la atracción de este número. “Ocho tallos” suena como la palabra empleada para prosperar.

Nueve tallos: Este número representa «La Gran Suerte». Otorga suerte solo, si te lo han regalado.

Diez tallos: Encarnan la perfección, lo íntegro. Si tienes diez tallos en tu hogar como regalo, entonces la bendición que te dieron es el poder sentirte completo y complaciente. Con el tiempo irás encontrando tu vida perfecta.

Veintiún tallos: Las bendiciones. Abarca absolutamente todo, la salud, riqueza, fortuna y un estado de conciencia superior. Si alguien te regala una planta con tal número de tallos de bambú, te está entregando a ti y a tu familia una poderosa bendición duradera.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un bambú de la buena suerte? Un ejemplar será sano si tiene el tronco verde, sin que amarillee por ningún lado, las raíces claras y los brotes que acaben de salir, verdes y brillantes. Elige siempre el que tenga más brotes.

¿Se pueden cultivar en maceta con tierra? Sí, como cualquier otra especie de dracena. Además de ser cultivada en el agua el lucky bamboo permite ser cultivada en el suelo rico en minerales, es decir, una tierra especial enriquecida para plantas de interior y hay que regarla sin demora, cuando el sustrato se queda como seco.

¿Se puede hacer que crezca más deprisa? Las condiciones más adecuadas para que crezca bien son una temperatura cálida y luz indirecta

Su cultivo en interior es sencillo ya que necesita pocos cuidados y resiste los espacios con poca luz, por lo que es perfecta para cuartos de baño.

Características principales para tener en cuenta:

Luz: Lo mejor es que lo pongamos en un lugar donde haya luz intensa pero sin que le dé directamente la luz de sol ya que si no se quemaría, como si estuviese en su hábitat que es la selva. El bambú crece tanto a la luz como a la sombra. Pero si la planta comienza a estirarse o a ponerse amarilla, dale más luz de lo que la tiene acostumbrada.

Temperatura: La temperatura ideal es la que está entre los 18º C y los 24º C. A esta planta le agrada las temperaturas muy cálidas Aunque aguanta bien entre 10º y 30º.

Riego: Si está en un recipiente con agua hay que cambiarla una vez por semana en invierno y cada dos semanas en verano. Dos veces por semana vaporiza el follaje, nos servirá también para quitarle el polvo. Si está plantado en tierra, riega cuando veas que el sustrato se queda como reseco. En ambos casos es recomendable dejar reposar previamente el agua para que pierda el cloro. Esta planta es muy sensible al cloro y a otros químicos que se encuentran comúnmente en el agua que sale del grifo.

Abono: Los bambús de la buena suerte solo necesitan ser alimentado cada dos meses, usando un fertilizante líquido muy tenue. Una sola gota es más que suficiente para los arreglos del bambú de la suerte. También existen los fertilizantes específicos para los lucky bamboo

Problemas más comunes

Al ser una planta resistente no nos encontraremos con muchos problemas si tenemos cuidado con no pasarnos con el agua y con el sol directo. Lo más frecuente son las Cochinillas. Las eliminaremos sin problemas con alcohol. O también pueden salir manchas marrones y amarillas en las hojas. La causa son los hongos, así que, además de utilizar un fungicida especial, suspende la pulverización con agua.

 

 

 

 

Cuando compramos una planta, bien sea para nosotros o para otra persona, solo nos fijamos en su aspecto, en que nos llame la ateaanción, bien por su colorido, por sus hojas o simplemente porque nos parece barata. Pero, ¿alguna vez has pensado en los beneficios que produce el tener una planta en casa?

Diversas investigaciones realizadas en los últimos años han revelado el impacto del mundo vegetal en la condición humana: tener plantas en casa o en el trabajo, dar un paseo por el parque e incluso mirar una foto con un paisaje natural produce interesantes beneficios psicológicos, reduce el estrés y mejora la concentración.

Entre los diversos beneficios, podemos destacar que se mejora la atención y los tiempos de reacción, rebajan la ansiedad, aumentan la satisfacción

Otro estudio, publicado por el boletín Personality and Social Psychology, ha concluido que tener plantas en casa, en la escuela, en el trabajo e incluso en los hospitales o centros médicos conlleva numerosas ventajas para la salud física y mental. Algunas de las que se les atribuyen son que reducen la presión sanguínea, mejoran nuestros tiempos de reacción, incrementan la capacidad de atención, mejoran los niveles de asistencia (a la escuela y al trabajo), incrementan la productividad, mejoran el bienestar global, rebajan los niveles de ansiedad durante la recuperación tras una cirugía, mejoran la satisfacción laboral y la percepción del espacio.

De las plantas podemos aprender muchísimas cosas. Son todas bellas y únicas, como las personas, y un ejemplo de lo que supone el libre albedrío, pues no importa cuánto las presionemos, ellas siempre crecerán a su propio ritmo. Las plantas nos invitan a respirar más profundamente, a pasar ratos al sol, a relajarnos, a confiar en los procesos de la vida.

Existe una gran cantidad de libros publicados sobre ello entre los que me gustaría destacar estos dos:

El poder curativo de las plantas de interior de Fran Bailey. En el que se pregunta, ¿Qué tienen las plantas para que nos encante rodearnos de ellas? En nuestro ajetreado día a días, envolvernos con su frescura, belleza, verdor y color nos ofrece un acercamiento a la naturaleza que, además de decorar, purifica nuestra vida. ¿Cómo debemos cuidarlas para que esta decoración natural también cuide de nosotros? Esta guía te enseñará a entender las plantas y a ampliar tus conocimientos sobre ellas. Presenta más de ochenta plantas con consejos para elegirlas, macetas más adecuadas, instrucciones de cuidado, técnicas de reproducción… y, sobre todo, las cualidades que las hacen tan valiosas para mejorar nuestra salud física y mental.

El método Skogluft: descubre las plantas de interior que cuidan de ti de Jorn Viumdal. El método para crear un ambiente de vida natural y saludable en espacios de interior. Durante millones de años, los humanos se desarrollaron en entornos naturales, en contacto con el sol, la vegetación, el mar y el aire. Hoy somos iguales que aquellos que vivieron en la Edad de Piedra, pero ahora la mayoría de nosotros pasamos la mayor parte del tiempo en espacios cerrados. Aunque sabemos que la naturaleza, el aire y la luz pueden beneficiar nuestra salud, nos limitamos a estar en contacto con estos elementos esenciales en vacaciones o en escapadas puntuales. El método Skogluft nos revela cómo una selección de plantas de interior puede mejorar drásticamente la salud, reducir la fatiga, fortalecer el sistema inmunitario y mejorar la concentración, la comunicación y la vitalidad. Podrás hacer de tu casa un espacio libre de toxinas, donde encontrar la tranquilidad y la paz.

 

¿Conocéis alguno más?

 

El debate eterno entre comprar un árbol natural y artificial siempre llega por Navidad. Pero ¿qués es mejor? ¿Cuál es menos contaminante? ¿Cuál es más barato? ¿Cuál es más práctico?

Y, como todo, cada opción tiene sus pros y sus contras, especialmente en función a quién le preguntes. Por ello, queremos ayudarte a escoger la mejor opción.

 

ÁRBOL DE NAVIDAD NATURAL

Si eliges esta opción, lo más importante es asegurarse de que el árbol no se extraiga de un bosque, sino de una plantación sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

El abeto, es el árbol de Navidad por excelencia, pero es preferible optar por especies autóctonas que luego se puedan replantar si tiene raíces. Y, si se trata de una copa de abeto, podrá ser reciclado para convertirse en compost. Nunca hay que tirarlo a la basura. Y no se puede replantar,  si no estás seguro que sea un árbol autóctono.

Pros:natural 1

  • Ambientador natural: El aroma fresco y natural que despiden es un factor crucial para ser elegido. El olor que despiden, hace que se sienta un ambiente navideño con un árbol natural.
  • Ayudan a reducir el Cambio Climático: Son 100% biodegradables y ayudan a reducir el cambio climático. Los árboles que se cultivan en los viveros tardan entre 2 y 3 años en alcanzar la altura ideal, y durante ese periodo, ayudan a eliminar el CO2 de la atmósfera, y después de usarlo durante el periodo navideño, siguen realizando la misma función una vez que se replantan. Además ciertos ayuntamientos han creado actividades que se encargan de replantarlos donde sea más necesario.

Contras:

  • El transporte: Son más difíciles de transportar que los artificiales y más frágiles. Además hay que tener especial cuidado a la hora de la compra: Adquirirlo siempre que
  • Procedencia: importante a la hora de comprarlo saber con certeza su procedencia, y asegurarse que tenga raíces abundantes para que dure.
  • Requieren mantenimiento: Es un ser vivo, y por lo tanto, hay que tener en cuenta que requiere de más cuidados que los artificiales. Hay que regarlos, y no colocarlos cerca de fuentes de calor. Se recomienda no usar luces, ya que el calor que pudieran producir hace que se seque.

 

ÁRBOL DE NAVIDAD ARTIFICIAL

Si por el contrario, elegimos un árbol artificial, tenemos que tener en cuenta que la mayoría no están diseñados para que duren muchos años. Es importante ver la calidad y el lugar donde se compra, ya que puede ser que el el segundo año, cuando lo saquemos de su caja y lo vayamos a utilizar puede que nos llevemos una gran decepción. Por lo que es importante ver la calidad – precio de los diferentes tipos que venden.

Pros

  • Duración o «vida del árbol»: Actualmente, los árboles artificiales son muy realistas y consiguen un gran parecido a los árboles naturales. 
  • El precio: Su precio suele ser inferior a los naturales, y supone una inversión a largo plazo, pues podrás utilizarlo durante varios años, si lo deseas.

Contras

  • No estás ayudando a la conservación de los árboles: Mucha gente piensa que al cartificialomprar un árbol artificial evita la tala de árboles naturales, pero esto no es así. Los árboles naturales utilizados para la navidad, en la mayoría de los casos, son abetos criados en viveros, por lo tanto, no se talan de los bosques. Además ayudan a generar empleo en la región, y son más sostenibles que los artificiales.
  • Su producción contamina el ambiente y no es reciclable: El 99% de la producción de árboles artificiales está realizado con plástico. El plástico es un material artificial que proviene del petróleo, y que tarda cientos de años en descomponerse en la naturaleza. Es un material prácticamente indestructible, hasta 1.000 años según el tipo de plástico, lo que conlleva efectos catastróficos a nivel global. La producción de este tipo de árboles, suelen estar fabricados en China, donde no existen las normativas de sanidad o no se usan como deberían, utilizando para su fabricación, aparte de plástico, mercurio y otros metales y sustancias contaminantes. En cambio los naturales son 100% biodegradables y no dañan el medio ambiente.

 

NI NATURAL, NI ARTIFICIAL – OTRAS ALTERNATIVAS

La tercera opción de la que te podemos hablar, es hacer un árbol de Navidad nosotros mismos, aprovechando lo que se tenga por casa. Fomentando la creatividad, el reciclaje y aprovechando el tiempo para disfrutar con la familia o amigos. Es una actividad fenomenal para hacer con los niños. Ellos se sienten realizadosalternativo al poder colaborar en casa, le podemos enseñar valores de poder reciclar cosas y  y les hacemos partícipes del espíritu navideño.

Pros

  • Sostenible 100%: Es el más sostenible de las tres opciones, además de reducir el impacto ambiental, estás fomentando el reciclaje, ayudando a generar menos basura, reutilizando materiales en desuso.
  • Fomentas la creatividad: Sólo requiere de imaginación. No hay nada más atractivo que un árbol de Navidad realizado por nosotros mismos.
  • Valores educativos y recuerdos: no hay nada mejor que enseñar valores y disfrutar tiempo en familia y amigos. Los momentos vividos hoy en día, mañana son recuerdos especiales que quedan en nuestra memoria y no hay nada mejor que con los años, recordar esos preciosos momentos.

Contras

  • No tener mucho tiempo o ganas: Es la opción que requiere más de tiempo de las tres.

 

SÓLO, NOS QUEDA RECOMENDARTE QUE LO DECORES COMO MÁS TE GUSTE Y QUE PASES UNAS FELICES FIESTAS

Cuando los primeros cristianos llegaron al norte de Europa, descubrieron que sus habitantes celebraban el nacimiento del Dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol en las fechas próximas a la Navidad cristiana.

El árbol simbolizaba al árbol del Universo, en cuya copa se representaba la morada de los dioses y el palacio de Odín, mientras que sus raíces más profundas se equiparaban con el reino de los muertos.

Posteriormente, con la evangelización de los pueblos, los conversos cogieron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole su significado.

San Bonifacio (680 – 754), evangelizador de Alemania, cortó el árbol que que hasta ahora como representante del universo y en su lugar plantó un pino, un árbol de hoja perenne, simbolizando elresizer amor de Dios, adornándolo con manzanas (simbolizando el pecado original y la tentación) y velas (que representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo). Con el tiempo las velas y las manzanas, se sustituyeron por esferas, luces y otros adornos.

El árbol de Navidad en Europa, se cree que, tal y como lo conocemos hoy en día, surgiera de Alemania. Ya que se implantó por primera vez en 1605 para ambientar el frío de la Navidad.

La tradición de adornar un árbol en España fue traída en el año 1870, por una princesa rusa, Sofía Troubetzkoy, que tras quedarse viuda, se volvió a casar con el aristócrata español José Osorio y Silva, marqués de Alcañices (que ayudó a la restauración borbónica y permitió reinar a Alfonso XII. (Imagen de Sofía y José en la parte superior).

 arbol-navidad-decorado-regalos_104263-697

Así, durante las Navidades de 1870, se colocó por primera vez un árbol navideño en Madrid, concretamente en el Palacio de Alcañices

Hoy en día, esta bonita tradición la seguimos realizando. Quizás, por los bonitos recuerdos que nos llevan a nuestra infancia, quizás, por los niños pequeños que nos rodean y la ilusión que ellos desprenden durante estas fechas tan entrañables o quizás por el simple hecho de que un hogar sin un árbol decorado (sea más grande o más pequeño), no parece que sea Navidad.