Category Archives: Clientes

poster_originalsize_250X375Cuando hablamos del 1 de Noviembre, en nuestra cultura, siempre nos viene a la cabeza que es el día de Todos los Santos, un día difícil para todos los que recordamos a las personas que tanto quisimos y ya no están con nosotros.

El Día de Todos los Santos en España, fue instaurado por la Iglesia Católica y además de las visitas a los antepasados en los cementerios y de las flores en sus tumbas es tradicional que los teatros se llenen de representaciones de la obra de José Zorrilla “Don Juan Tenorio”.

Hoy en día, y sobre todo la gente más joven, asocian este día con la fiesta de Halloween, una fiesta para disfrazarse y pasarlo bien. Una fiesta que se ha hecho muy popular a raíz de conocerla a través de los colegios por estudiar inglés, pero que como otras cosas nos la hemos ido apropiando. Esta celebración del día de las brujas tiene gran tradición en Estados Unidos y Canadá, ya que es una fiesta pagana de origen celta, en el que en principio, los más pequeños se disfrazan y van visitando las casas para pedir caramelos.

En otras partes del mundo, como por ejemplo en México, la festividad del día de los muertos es una de sus fiestas más representativas. La creencia popular es que las almas de los fallecidos regresan ese día para visitar a sus familias. La mayoría de los mexicanos siguen celebrando esta festividad con ofrendas de comida, dulces y flores para recibir las almas de sus seres queridos. Una forma muy bonita de explicarla es con la famosa película de Coco.

En Asia esta fiesta tiene también su origen en la religión y en países como Filipinas, por ejemplo es habitual reunirse en el cementerio en torno a un gran banquete acompañado con música e incluso juegos de cartas.

¿Por qué llevamos flores a los cementerios?

La tradición se remonta a la antigüedad. Ya que entonces, los difuntos se exponían al aire libre para ser velados y rezar por el descanso de sus almas.
La descomposición de los muertos era rápida, ya que no se conservaban como se hace hoy en día, produciendo fatiga entre los presentes por el olor que emanaba el cuerpo. Así que, para mejorar el ambiente, se cubría al fallecido con diferentes tipos de flores que permitieran cambiar el olor y fuera un poco más agradable.

Sin embargo, con los años, esta tradición tomó otro sentido. Con los avances en la ciencia y tecnología, surgieron técnicas que permitían retrasar la descomposición de los difuntos. Pero llevarles flores se mantuvo como una costumbre que va más allá de cambiar el ambiente, tomando un nuevo y especial mensaje: enaltecer la memoria de los difuntos.

Photo_1572364151473

Llevar flores a los seres queridos que han fallecido, es una forma de expresar respeto, cariño y agradecimiento por todos los momentos compartidos. Es un gesto que nace del amor y el cariño que se sintió y que aún se conserva por el ser querido que ha partido.

Además, las flores son sinónimo de esperanza, un valor muy necesario para sobrellevar este duro camino de despedir y recordar la memoria de un ser querido.

El lirio de la paz o más conocido como Spathiphyllum, es la planta perfecta de interior, ya que apenas necesita luz.

Como elemento decorativo es ideal: su altura no es excesiva, suele alcanzar 1 metro; sus hojas verdes resaltan por su exuberancia y su color verde.

Posee unas características flores que nacen y crecen en sus tallos de color blanco, y resultan una de las flores más curiosas de ver, ya que su forma es peculiar, parecida a la de una flor de anturium, lo que es raro tratándose de un lirio.

El Lirio de la Paz es especialmente popular en todo el mundo, ya que representa un símbolo internacional que le da su nombre: paz y amor. Y es que, el Lirio de la Paz, es un símbolo completamente internacional de la paz, de la curación y del amor.

También representa el perdón, el deseo de recuperar la confianza que alguien tenía en ti, representa la inocencia y la pureza, así que pueden ser un regalo perfecto en bodas, o fiestas familiares que celebren el amor puro.

 ¿Cuánta luz necesita?

Muy poca, fue creado con el fin de ser cultivada en el interior.

En invierno, la exposición al sol no es necesaria, pero tampoco le viene mal; es decir, puedes dejar que tu Lirio reciba luz solar pero no demasiada.

Y, en veranodebes evitar completamente que el sol incida sobre la planta.

¿Cuánto debo regarla?

Debes guiarte un poco por tu intuición, ya que la frecuencia de riegos dependerá de la zona donde vivas. El spatiphyllium necesita humedad constante, ¡pero ojo! Un exceso de riego puede causar un temido encharcamiento, que acabaría con tu planta igual de rápido que la sequía. Lo mejor es que te guíes por el sustrato, cuando esté empezando a secarse, riega ligeramente tu Lirio de la Paz.

Además, para darle un plus de hidratación, rocía sus hojas con agua fresca cada día en verano.

¿Cuál es la temperatura adecuada para el Lirio de la Paz?

Lo más importante es que debes asegurarte de que el ambiente no supere los 24º y, sobre todo, evita cualquier tipo de corriente de aire, o ambientes con aire artificial.

¿Cómo abonar mi espatifilo?

El abono ¡es totalmente necesario!
Desde primavera hasta el final del otoño, deberás abonar tu Lirio de la Paz con un abono líquido específico cada 20 días. Hay que diluirlo en el agua de riego, notarás la diferencia enseguida.

¿Cuándo lo trasplantamos?

El trasplante de tu espatifilo será necesario solamente en caso de que crezca demasiado. Si, cuando llegue la primavera, ves que las raíces empiezan a salir de los agujeros de drenaje, cámbialo de maceta. Escoge una maceta que tenga un diámetro unos 3 ó 4 cm más grande.

Propiedades del Lirio de la Paz

❖ Ayuda a detener la creación de partículas bacterianas y mohos en el aire.

❖ Sus hojas, absorben el CO2 del aire, haciéndolo más puro y sano. Por estas propiedades purificadoras, es una planta que ayuda notablemente a descansar mejor.

❖ Su aroma resulta relajante y sus aceites esenciales son explotados en la industria de la cosmética.

¿De dónde viene el Lirio de la Paz?

Es originaria de los bosques más adentrados en Colombia; pero, hoy en día, podemos encontrarlos cultivados en zonas cálidas por todo el mundo. Hay más de 36 especies.spatifilium